Conceden por primera vez un permiso a un etarra condenado por asesinato

Por primera vez, un preso de ETA con crímenes de sangre y no acogido a la «vía Nanclares» disfrutará de un permiso penitenciario. El beneficiado no es otro que Jesús María Martín Hernando, alias «Txus», quien fue condenado por colaborar en el asesinato del exsargento mayor de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea en 1993. El recluso podrá salir de la cárcel de Álava durante tres días con la condición de no pisar Bilbao, donde se perpetró el atentado y residía la familia de la víctima.

Este permiso, que le fue comunicado «de viva voz» a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), fue aprobado por el juez de la Audiencia Nacional José Luis Castro. De esta forma, el etarra podrá abandonar temporalmente la prisión en cuanto lo permitan las circunstancias sanitarias.

El de Martín Hernando se suma al goteo de beneficios penitenciarios que se han concedido en las últimas semanas. De hecho, el pasado viernes trascendió también la noticia del traslado a un centro médico de Guipúzcoa del etarra Kepa Arronategi, que en 1997 intentó asesinar al Rey Juan Carlos y acabó con la vida del agente de la Ertzaintza Txema Aguirre. No obstante, en el caso de «Txus» existe una particularidad insólita, pues nunca antes se había permitido a un recluso de ETA condenado por asesinato salir de la cárcel, a excepción de quienes se adscribieron a la «vía Nanclares».

Concretamente, este exmiembro del «comando Vizcaya» fue condenado por la Audiencia Nacional a 36 años de cárcel como cooperador necesario en el asesinato de Goikoetxea, aunque posteriormente el Tribunal Supremo rebajó la pena a la mitad al entender que su papel en el atentado fue el de «cómplice». En 2012 fue absuelto en el juicio por el tiroteo que acabó con la vida del guardia civil José Manuel García Fernández.

El magistrado José Luis Castro, según adelantó ayer El Diario Vasco, ha accedido ahora a concederle el permiso debido a que ya ha cumplido la cuarta parte de la condena y a la buena voluntad del recluso, que ha reconocido «el daño causado».
Source: Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: