Cruceros de lujo, el sector que desafía al coronavirus

La crisis sanitaria del Covid-19 ha hecho mella en el sector del turismo. Con vistas a los meses de verano y a poder recuperar parte de la temporada, las agencias de viajes, hoteles y turoperadoras están buscando alternativas y nuevas propuestas para hacer de sus productos algo atractivo y, sobre todo, seguro. La industria de los cruceros ha sido una de las más afectadas y una de las que más desafíos presenta debido al limitado espacio del que disponen.

Pese a esto, las navieras de lujo no han parado durante la crisis ni van a paran y Silversea, que siguió adelante con la construcción de su nueva embarcación, el Silver Origin, está inmerso en la adaptación de este modelo pensado para navegar por las aguas de las Galápagos.

Interior de los salones del Silver Origin – ©Silversea
La embarcación, de 5.800 toneladas brutas, tendrá capacidad para 100 pasajeros y contará con la mayor cantidad de tripulantes por viajero. Entre sus lujos y comodidades destacan sus dos restaurantes de cocina ecuatoriana, servicios de spa y peluquería, una sala-observatorio, una terraza con sofás y estufa de leña y un salón con pantallas interactivas que presentarán información de la flora y fauna de Galápagos. Su fecha de salida está prevista para el 22 de agosto, eso sí, con un plan de seguridad e higiene para que ningún pasajero se sienta inseguro.

Todo es lujo en el interior del crucero Silver Origin – ©Silversea
Además, la compañía presentará otra embarcación el próximo año, el Silver Dawn, y mantiene el pedido de dos barcos de clase Evolution, de los que el primero será entregado en 2022. Datos que confirman que las grandes fortunas y la industria del lujo no se ha visto tan resentido como otros sectores de la economía.

Por otra parte, la crisis sanitaria tampoco impidió a la naviera Royal Caribbean inaugurar su nueva embarcación, el Celebrity Apex
, de la línea premium Celebrity Cruises, a través de una atípica ceremonia online.

Así es el Celebrity Apex, la línea premium de Royal Caribbean – ©Celebrity Cruises
Sin prisa, pero sin pausa
Sin embargo, otras compañías se muestran más cautelosas, como es el caso de Virgin Voyages, quien no navegará hasta mediados de octubre. Virgin comenzaba su andadura con su primer barco, el Scarlet Lady, a mediados de febrero, pero, debido a la expansión del virus, decidió cancelar todos sus cruceros hasta el 15 de julio. Recientemente, la naviera ha decidido retrasarlo hasta octubre para garantizar la seguridad de sus pasajeros. Su segundo barco, el Valiant Lady, operará desde Barcelona a partir de mayo de 2021.

Imagen del crucero Scarlet Lady – ©Virgin Voyages
Por su parte, MSC Cruceros ha ampliado su suspensión hasta el 10 de julio, cuando espera poder operar con normalidad, una vez las medidas de desplazamientos entre países se alivien dando opción a los turistas de toda Europa desplazarse sin cuarentenas ni medidas extraordinarias, más allá de las de seguridad e higiene.
Source: Summum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: