La cuarentena en Peironcely, 10: «Hubo días de depresión, pero la noticia del realojo nos da esperanza»

Las imágenes de sus hijos y ahijados son la única «ventana» al exterior que Neira Montero tiene en la habitación que comparte con su hermana. Debido al lupus -enfermedad crónica autoinmune por la que tanto ha padecido desde que le declararon incapacidad laboral en 2016-, Montero ha pasado una cuarentena estricta en un lugar con humedades, sin luz natural y contraindicado para su salud. Si ya de por sí el aislamiento es duro, más lo es para ella y las otras catorce familias que todavía habitan en Peironcely, 10 (Puente de Vallecas), el inmueble que
fotografió Robert Capa en la Guerra Civil y que conserva disparos en la fachada.

Pese a las inclemencias de la pandemia y sus duras situaciones… Ver Más
Source: Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: