Las «trampas» y engaños a los que el consumidor debe prestar atención durante el proceso de desescalada

Tras más de dos meses en estado de alarma por la pandemia del coronavirus, vuelven a reabrir comercios, terrazas de restaurantes y bares y se recupera de forma paulatina la actividad en academias, autoescuelas y en las próximas semanas, lo harán también los centros deportivos. En plena desescalada, surgen también quejas de consumidores por el cobro de recargos de algunos servicios, la proliferación de sellos engañosos o por reembolsos que no llegan de billetes o recibos pagados.

Suplemento por desinfección
Algunos consumidores se han quejado de cobros de recargos en el tique final por el la desinfección del local comercial. Algunos usuarios han comunicado a la Organización de Consumidores OCU el establecimiento de un «suplemento Covid» de hasta 60 euros por los gastos de higiene para frenar el virus en talleres de reparaciones de coches, peluquerías o clínicas dentales, entre otros. Repercutir este coste adicional en el cliente por higienizar el establecimiento no es una práctica ulegal, pero los comercios o centros deben informar antes a los consumidores y solicitar su consentimiento expreso.

¿Encarecimiento de alimentos?
Desde el sector de la distribución niegan subidas de precios más allá de encarecimientos puntuales por subidas en las materias primas o por las dificultades que sufre el sector primario por la falta de mano de obra. Sin embargo, el IPC de abril reflejó una subida mensual de legumbres y hortalizas (10,4%), de la pizza (3,6%), el marisco fresco (3,5%), el pescado fresco (2,7%), las patatas (2,6%) y de las pastas alimenticias y los zumos de frutas (2,5% en ambos casos). Por el contrario, se abarataron la carne de ovino (2,1%), los helados (1,2%) y las bebidas espirituosas y licores (1%).

Sellos «covid free» sin garantías
Con la reapertura de la economía proliferan los sellos «covid free», es decir, libres de coronavirus. Sin embargo, la Confederación Española de Comercio (CEC) ha advertido en una nota de que estas etiquetas «no son garantía de seguridad y pueden resultar contraproducentes al provocar que los consumidores relajen las medidas de precaución». Por ello, la CEC desaconseja totalmente a los comerciantes incorporar o adherirse a cualquier tipo de certificación que pretenda garantizar que un establecimiento está libre de virus.

La OCU también ha denunciado esta práctica ante el Ministerio de Sanidad y ha pedido que se prohiba su uso para evitar engaños al consumidor. En esta línea, recuerdan que en el momento en que una persona contagiada asintomática entre en el local, el virus se puede propagar a pesar de los tratamientos de desinfección previos.

Reembolsos de vuelos
Las aerolíneas deben reembolsar en efectivo los vuelos cancelados por la pandemia del coronavirus, según la Comisión Europea. Sin embargo, muchos pasajeros no reciben respuesta por parte de las empresas o se les facilita un bono para viajar en otras fechas y no se les devuelve el dinero a pesar de haberlo pedido. De una encuesta elaborada por la asociación de consumidores británica Which? se exrae que las compañías prefieren emitir bonos válidos para doce meses o cambios de viaje. La aerolínea con más retrasos en las devoluciones en Reino Unido es Ryanair ya que un 84% de los pasajeros que habían solicitado el reembolso aún no lo han recibido.

Academias y centros deportivos
A la vez que se termina el confinamento, vuelven a abrir academias y otro tipo de centros en las que los clientes pagaron la cuota de marzo y dejaron de disfrutar los servicios desde mediados de mes. Durante el estado de alarma, el Gobierno aprobó que la empresa debía ofrecer opciones de recuperación de clases u otros servicios una vez que fuera posible. El consumidor también tiene la opción de solicitar la devolución de los importes pagados por la parte de los servicios no prestados.
Source: economia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: