Luz verde al ingreso mínimo vital que apenas cubrirá la pobreza por el Covid

Los primeros beneficiarios de la renta mínima, la medida estrella del Gobierno que ayer aprobó el Consejo de Ministros, comenzarán a percibir la prestación en julio, cuatro meses después del inicio del confinamiento por la crisis del coronavirus. Con este hándicap que indica el pulso político que ha supuesto su aprobación, el ingreso mínimo vital (IMV) vio ayer la luz con el objetivo de erradicar el 80% de la pobreza extrema y dotar a unos 850.000 hogares con una renta que oscilará entre los 462 y 1.015 euros mensuales en doce pagas. La medida nace con la bendición de economistas y grandes partidos, pero con recelos por su verdadero alcance, falta de ajustes que lo financien y las prisas con… Ver Más
Source: economia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: