¿Por qué Renault en crisis sigue en la Fórmula 1?

El fabricante Renault permanecerá en la F1 a pesar del anuncio de un vasto plan de reestructuración que lleva aparejada la pérdida de 15,000 empleos. Le ayuda a tomar esa decisión la reducción drástica del gasto en este deporte a partir del próximo año.

«Lo hemos dicho públicamente y confirmamos que seguimos comprometidos con la Fórmula 1», anunció la directora ejecutiva de Renault, Clotilde Delbos, poniendo fin a los rumores de que la empresa del rombo iba a abandonar la F1.

En el corazón de la crisis vinculada a la pandemia de coronavirus que hasta ahora ha impedido que comience el Mundial, la F1 se tranquiliza por el anuncio de la continuidad de uno de sus grandes nombres.

La F1 ha decidido una general reducción de presupuestos el próximo año, lo que probablemente llevó a Renault a permanecer en la cartera.

Los gastos operativos anuales de cada uno de las diez escuderías se reducirán a 145 millones de dólares en 2021 (132 millones de euros) y luego a 140 millones de dólares para 2022 con una disminución adicional a 135 millones de dólares para el periodo 2023-2025. En ese presupuesto no están incluidas muchas partidas, como los sueldos de los pilotos, los principales ingenieros y otros gastos relacionados con marketing y logística.

La pérdida es severa para los grandes equipos, como Mercedes y Ferrari, cuyos presupuestos se acercan a los 500 millones de eurtos.

«El anuncio de nuevas regulaciones sobre límites de gasto es muy bueno para nosotros porque tendremos que invertir menos en esta disciplina respecto a nuestros competidores», subrayó Clotidle Delbos.

Renault emplea actualmente a unas 1.200 personas en su división de Fórmula 1, 450 en su departamento de motores en Viry-Châtillon (Francia) y otras 750 en su fábrica de chasis en Enstone (Gran Bretaña).

Desde su regreso a la F1 en 2016 después de retirarse como fabricante en 2010, Renault no ha logrado subir nunca al podio. Su última victoria data de 2008, con Fernando Alonso al volante en el Gran Premio de Japón.

Ahora Renault quiere recuperar a Alonso como tabla de salvación de su marca en la F1. Tiene un asiento libre (el francés Esteban Ocon ocupa el otro) y espera la decisión del español. A los 38 años, el asturiano (que dejó la F1 a fines de 2018) admitió recientemente que el gusanillo de la F1 le estaba picando nuevamente. Alonso fue campeón del mundo dos veces (2005 y 2006), las dos con Renault.

El próximo año, su motor solo equipará sus propios coches porque McLaren ha elegido equiparse con Mercedes, el punto de referencia en este campo desde la llegada de la tecnología híbrida en 2014.
Source: Formula 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: