Un niño de 7 años hace 30 kilómetros diarios para poder conectarse a internet y hacer los deberes

La historia de Jeremías está dando la vuelta al mundo. Y no es para menos. Este pequeño de 7 años reside en Santa Isabel, provincia de La Pampa, Argentina. Y como muchos otros los menores, se ha quedado sin ir al colegio por culpa del coronavirus. Sin embargo, las clases online no son la solución para todos.

Jeremías no tiene acceso a internet en su casa. Pero poco le importa. Cada día monta en su caballo para hacerse 30 kilómetros y llegar hasta una colina donde sí tiene cobertura. Así puede acceder a las clases online, hacer los deberes y enviar vídeos a su profesora.

Ha sido precisamente su docente, Sonia Díaz, quien ha hecho que la historia de este pequeño se haya dado a conocer en todo el mundo. Ella mismo publicó en redes sociales uno de los vídeos que Jeremías le envió y que formaba parte de una tarea escolar.<iframe src=»//www.youtube.com/embed/nTdDhL9RMm0?wmode=transparent&amp;jqoemcache=gqNN1″ width=»425″ height=»349″ allowfullscreen=»true» allowscriptaccess=»always» scrolling=»no» frameborder=»0″ style=»max-height: 600px;»></iframe>

Tal y como puede verse en el vídeo, el pequeño, mientras es grabado por su padre, saluda a su maestra con naturalidad y alegría, canta «Un elefante se balanceaba» o le enseña a su profesora lo que hace para la clase de Educación Física.

«Jeremías es uno de los tres chicos de segundo grado que vive en el campo. Envía vídeos contando qué hace y leyendo canciones», explica la maestra al diario «Clarín». «También envía saludos a sus compañeros -continua- El pequeño también me presentó hace un mes a Peludo, su caballo, el mismo que lo acompaña hasta la loma. Es evidente lo responsable que es».

Brecha digital
Según el Instituto de Estadística de la Unesco y la Unión Internacional de Telecomunicaciones, en el mundo hay aproximadamente 1.650 millones de estudiantes fuera de las aulas debido a la pandemia del coronavirus. La mitad de ellos, unos 826 millones, no tiene acceso a un ordenador y el 43% -706 millones- no tiene internet en el hogar.

Unicef Argentina, sobre los efectos de la pandemia por COVID-19, ha estimado que la pobreza infantil en el país escalará hasta el 58,6 % hacia fines del 2020. De hecho, el ministro de Educación de Argentina, Nicolás Trotta, ha reconocido que la desigualdad educativa que reina en el país pasa por «la desigualdad en el acceso a la tecnología». «La pandemia ha dejado al descubierto más que nunca la brecha digital», reconoció. Además, el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa) aseguró en un informe que la mitad de estudiantes pobres no tienen ordenador en su casa.

La brecha digital ha sido uno de los problemas que ha evidenciado el coronavirus en el ámbito educativo. Solo en España, un estudio de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), estima que acabar con ella costaría unos 45 millones de euros. Con esa inversión, se podría dotar de un ordenador y conexión a internet a los escolares españoles menores de 16 años que no tienen dispositivos electrónicos en casa. En concreto, son 301.556 los hogares españoles en esta situación, el 6,5% del total, según datos de la Encuesta TIC-H del Instituto Nacional de Estadística (INE).
Source: Familia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: